PAVLENKO MIKHAIL

El simulador tiene un alto grado de equivalencia y similitud con la aeronave real. La cabina, los mandos de control, paneles, pantallas, anunciadores y sobre todo la lógica de todos los sistemas totalmente corresponden al helicóptero de ataque Ka‑52. Si hablamos de las diferencias, ya que este simulador es con una base fija, no transmite plenamente la sensación de vuelo real, porque aquí no hay ninguna sensación de sobrecarga, de aceleración, especialmente en los virajes o en la transición de una maniobra a otra, y no hay ninguna sensación cuando el helicóptero comienza a "sentar". Sin embargo, las impresiones visuales son muy similares, y en segundos el piloto se acostumbra a la visualización y sus sensaciones visuales son casi iguales a las del vuelo real. Todas las demás sensaciones – la respuesta de la velocidad, aceleración, frenado – son exactamente iguales al helicóptero real. La calidad del modelo de la dinámica se confirma por el hecho de que puedo realizar la misma serie de maniobras en el simulador como en el helicóptero. Esto sugiere un grado bastante alto de la adecuación del modelo matemático, y es la característica más importante del sistema simulador.

Back to list